ACTÚA!
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

Banca pública frente a la exclusión financiera

17 de Mayo de 2022

La Organización del Partido Comunista de España (PCE) en Extremadura denuncia que el ansia por maximizar los beneficios de las entidades financieras, está llevando a estas al cierre de oficinas y el despido de trabajadores y trabajadoras, lo cual tiene como resultado la exclusión financiera de una parte importante de la región. Cuestión que es indecente si se tiene en cuenta los beneficios millonarios de la banca privada.

En concreto Extremadura ha perdido un 22% de sus oficinas bancarias en los últimos cinco años, eso se traduce en que 58.000 personas en la provincia de Cáceres y 2.500 en la de Badajoz no tienen en su municipio un banco que abra a diario o un cajero. Pero a las entidades financieras no les parece suficiente y para este año 2022 han anunciado el cierre de más oficinas bancarias en la región.

Las consecuencias están a la vista: personas mayores que se las ven y se las desean para poder cobrar su pensión, comercios y locales de hostelería que no pueden ingresar las cajas de sus establecimientos y hasta se esta convirtiendo en una obligación la de domiciliar los recibos, pues se hace imposible pagarlos en ventanilla. La lógica del capital es incompatible también con la vida en el medio rural.

Esta limitación de oportunidades de acceso a la banca de proximidad afecta de forma mayoritaria a aquellos territorios de que se podría denominar la "España abandonada" que, ante la concentración territorial, quedan excluidas de un servicio esencial. En nuestra tierra se está dando en el medio rural, pero también en lugares como Aldea Moret, barrio cacereño que tiene una población de 6.000 personas y cuya oficina bancaria más próxima se encuentra a 2 kilómetros de distancia.

Ante esta situación desde el PCE reivindicamos y exigimos la puesta en marcha de una banca pública que esté al servicio del pueblo. Además, este ente público debe cumplir un papel importante en la transformación del sistema productivo, cumplir una misión específica de impulso a sectores estratégicos que fomenten el crecimiento económico y la cohesión social. Esa misión cobra especial relevancia en momentos de crisis económica, puesto que en situaciones de  alta  incertidumbre,  el  canal  de  crédito  desde  la  banca  privada  tiende  a  contraerse.

Por todo ello, los y las comunistas de Extremadura, consideramos que la banca pública que apueste por la vertebración territorial de toda la Comunidad y que no deje abandonados a los miles de pueblos sin un adecuado servicio bancario es la única solución ante los problemas creados por un oligopolio financiero que se ha empeñado en  prestar cada vez menos servicios, con horarios más restringidos, con mayores costes de mantenimiento de libretas y tarjetas y a todo ello se suman los problemas para el acceso a efectivo por parte de una buena parte de la población que reside en pueblos.

Categorías: Mundo Rural Área Externa

Comparte: